Boletín SBN

Escribe aquí tu correo para recibir nuestro boletín con las noticias positivas más relevantes.

La nanotecnología ya permite crear tejidos y órganos humanos en laboratorio

miércoles, 29 de mayo de 2013 16:48

WhatsAppMeneamePrintEmail

La ingeniería de tejidos permite imitar la nanoestructura de tejidos del cuerpo para crear diversos órganos humanos en un entorno de laboratorio. Un innovador método ha demostrado su utilidad en la creación de grandes cantidades de hueso humano maduro para trasplantes y otros órganos vitales, como el hígado y el páncreas, difíciles de lograr a través de otros métodos.

Molly Stevens, Imperial College

Al frente de este equipo multidisciplinar de científicos se encuentra la joven profesora Molly Stevens, del Imperial College de Londres (Reino Unido), que ha sido incluida entre los 100 mejores científicos innovadores de menos de 35 años. El proyecto Nature, sobre nanomateriales y sistemas biológicos, es posible gracias a un equipo de ingenieros, biólogos, químicos y físicos, y es financiado en parte por el Consejo Europeo de Investigación (CEI) con 1,6 millones de euros.

Ante el éxito de su trabajo se ha realizado un esfuerzo de comercialización gracias a una dotación de fondos adicional mediante una subvención adicional y la organización de ensayos clínicos de regeneración ósea en humanos. El equipo también ha desarrollado versiones sintéticas de varias nanoestructuras y mejorado el crecimiento celular para su aplicación a la regeneración de tejidos. También se han obtenido resultados positivos en la mejora de las tecnologías de biodetección aplicadas al control de enzimas y otras sustancias bioquímicas.

Sus progresos resultarán de utilidad en numerosas aplicaciones médicas, y de manera destacada en la detección temprana de afecciones como el cáncer o el VIH. Utilizando muestras humanas de pacientes seropositivos, se han realizado pruebas que permiten una lectura a simple vista mucho más sencilla. Su método es diez veces más sensible que cualquier otro sistema de identificación utilizado hasta ahora y podría comercializarse en breve. Los resultados del proyecto se han publicado en la revista Nature Nanotechnology.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *