Boletín SBN

Escribe aquí tu correo para recibir nuestro boletín con las noticias positivas más relevantes.

Un nuevo medicamento contra el cáncer de mama aporta un año más de vida sin quimioterapia

martes, 8 de octubre de 2013 17:18

WhatsAppMeneamePrintEmail

130904cancerdemama_ausoniaRecientemente se ha aprobado en España un nuevo fármaco, denominado everolimus y comercializado por la compañía farmacéutica Novartis  que retrasa un año la progresión del cáncer de mama en pacientes con el tumor avanzado y les facilita una mejor calidad de vida. El doctor José Baselga, director médico del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York, ha asegurado que «es la primera vez que disponemos de una estrategia capaz de revertir la resistencia hormonal, el talón de Aquiles en el tratamiento de tumores con RH+».

Se trata del mayor avance de los últimos 15 años para este tipo de cáncer, uno de los más frecuentes. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), cada año se diagnostican en nuestro país más de 20.000 nuevos casos de cáncer de mama y se calcula que una de cada ocho mujeres lo padecerá a lo largo de su vida. De hecho, este tipo de cáncer es el más común en las mujeres de todo el mundo y representa el 23% de todos los nuevos casos diagnosticados.

Cerca del 70% de los cánceres de mama en fase avanzada son del tipo hormonodependiente. Eso quiere decir que el crecimiento y la proliferación de las células cancerígenas se encuentran bajo control de hormonas como los estrógenos o la progesterona. Por eso, estas pacientes suelen recibir terapia hormonal como el exemestano, un fármaco capaz de privar al tumor de las hormonas que favorecen su crecimiento.

Sin embargo, todas las pacientes con cáncer de mama metastásico HR+ acaban desarrollando resistencia a las terapias hormonales que dejan de ser eficaces. Cuando eso ocurre, y después de varias líneas de tratamiento hormonal, estas mujeres deben someterse a quimioterapia, cuya eficacia es limitada y produce graves efectos secundarios.

El nuevo fármaco, que se toma por vía oral, consigue revertir la resistencia de las células tumorales, lo que aporta un enorme beneficio a las mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama hormonodependiente, HER2- y les permite retrasar el la progresión de la enfermedad, dándoles una alternativa más antes de comenzar la quimioterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *