Boletín SBN

Escribe aquí tu correo para recibir nuestro boletín con las noticias positivas más relevantes.

22 premios Nobel piden a España que apoye la investigación

lunes, 4 de junio de 2012 22:59

WhatsAppMeneamePrintEmail

El-Prof.-Santiago-Grisolía-y-los-miembros-del-Jurado-galardonados-con-el-Nobel1Los miembros del jurado de los Premios Rey Jaime I 2012, entre los que se encuentran 22 galardonados con el Premio Nobel, han hecho público un manifiesto en el que muestran su preocupación por la situación que vive la ciencia española.

A través del manifiesto, los científicos defienden la necesidad de «apostar por la inversión en investigación, desarrollo e innovación» y reclaman «un mayor reconocimiento a la ética, el emprendimiento y el valor del esfuerzo y la responsabilidad».

Recortes

Y es que si bien, como reconoce el profesor Santiago Grisolía, presidente ejecutivo de la Fundación Rey Jaime I, «nunca ha habido suficiente dinero para la investigación», los actuales recortes en educación y la subida de tasas académicas solo pueden calificarse como «horribles, y suponen algo muy reñido con la evolución de la ciencia».

Así, según exponen en el manifiesto, «la importancia de la formación para el desarrollo económico y el bienestar social necesita promover la ciencia y el sacrificio personal, cuya negligencia ha sido una de las raíces de la crisis económica actual».

Aún peor

Es más; en opinión de los miembros del jurado, la situación aún puede empeorar significativamente. Como explica el profesor Grisolía, «todos los días te llevas un nuevo disgusto porque crees que va a parar, pero te recortan un poco más y llegará un momento en que no será posible. Una situación terrible, porque si estás fuera de la ciencia seis meses, olvídate».

Por todo ello, los científicos animan a «no tirar la tolla, porque hay que luchar y luchar». Más aún ante lo que consideran meros agravios comparativos. «No lo entiendo, los bancos, como todo, si funcionan bien, bien, y si no que sufran las consecuencias. Si ciertos bancos tiene que desaparecer, que desaparezcan, pero lo que es importante es que la sanidad y la educación se mantengan», concluye Grisolía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *