La fórmula matemática de la felicidad

• Marcadores: 6


sonrisa mayoresInvestigadores del University College de Londres (UCL) han desarrollado una ecuación matemática para conocer el grado de felicidad monetaria en cada momento según las recompensas y previsiones que se hacen con antelación.

El modelo, probado mediante una app móvil en más de 18.000 personas de todo el mundo, apunta que el estado de ánimo feliz se relaciona no sólo con el hecho de que las cosas vayan bien, sino que lo hagan mejor de lo esperado.

La investigación comenzó pidiendo a 26 personas que realizaran una tarea de toma de decisiones, de tal forma que sus respuestas determinaban ganancias o pérdidas monetarias. En cada momento se les preguntaba por su nivel de felicidad, además de medir su actividad neuronal mediante imágenes de resonancia magnética funcional.

Con estos datos se construyó un modelo computacional y una fórmula en la que la felicidad que uno mismo valora en un momento determinado se puede predecir en función de las últimas recompensas recibidas y expectativas experimentadas.

El modelo predictivo se probó con éxito en 18.420 participantes de diversos países que respondieron al juego ‘¿Qué me hace feliz?’ mediante una aplicación para móviles desarrollada por la propia UCL, titulada The Great Brain Experiment, donde se ganan puntos en lugar de dinero.

formulahappy_image671_405

“A menudo se dice que eres más feliz si tus expectativas son más bajas, y hay algo de verdad en esto, porque de esta forma es más probable que un resultado supere esas expectativas y tenga un impacto positivo sobre la felicidad”, señala el investigador principal del estudio, Robb Rutledge, “pero las expectativas también influyen en la felicidad, incluso antes de conocer el resultado de una decisión”.

“Por ejemplo, si planeas reunirte con un amigo en tu restaurante favorito, esas expectativas positivas pueden aumentar tu felicidad tan pronto como lo piensas. La nueva ecuación capta estos efectos diferentes de las expectativas y permite predecir la felicidad sobre la base de los valores combinados de muchos acontecimientos del pasado”.

“Podemos mirar las decisiones pasadas y sus resultados y predecir exactamente lo feliz que se dice ser en cualquier momento en el tiempo”, afirma Rutledge.

Los científicos creen que la cuantificación de los estados de felicidad subjetivos podría ayudar a los médicos a comprender mejor los trastornos del estado de ánimo, al poder observar cómo fluctúan las valoraciones personales en respuesta a eventos como pequeñas victorias y derrotas en un juego para el móvil. El modelo también podría ayudar a los gobiernos a implementar e informar mejor sobre medidas de bienestar para la población.

El uso de equipos de resonancia magnética funcional también ha servido para demostrar que durante la toma de decisiones y los resultados felices interviene dos áreas concretas del cerebro: el cuerpo estriado, una zona donde abundan las conexiones de neuronas con dopamina, y la ínsula.

6 Recomendaciones
comments icon0 comentarios
bookmark icon

Escribir un comentario